Espelt Viticultors (6 botellas)

6 Botellas

Incluye:
1 Les Elies,
1 Pardells,
1 ComaBruna,
1 Lledoner Roig,
1 Terres Negres,
1 Quinze Roures

126,59 

Una selección de los vinos que definen nuestro ser de cada día: buscar siempre la mejor expresión de la tierra donde vivimos. Vinos redondos. Son nuestra esencia Espelt, con un marcado carácter ampurdanés, adaptándonos al terruño de suelos secos para conseguir que se exprese el mejor vino. A pesar de todos los extremos, estos vinos son el resultado de haber buscado durante mucho tiempo el equilibrio, respiran una serenidad propia de la madurez. Pruébalos. No te dejarán indiferente.

Espelt es nuestro apellido. Todos nuestros antepasados se dedicaban a la viña y el olivo, los cultivos más agradecidos en los “Terraprims” de los que procedemos. Lluís y Quimeta ya eran viticultores reconocidos cuando decidieron construir la bodega en el año 2000. Su hijo Damià, agrónomo de formación, la impulsó y tomó muchas de las decisiones importantes que nos dan forma. Anna, bióloga y enóloga, decidió dedicarse a la viticultura y la enología. Ahora dirige la bodega con rumbo firme. Tres generaciones. Cuando vengáis a vernos es muy probable que os encontréis con la abuela Quimeta en la tienda, o con Anna, que va y viene de las viñas o regresa de dar vueltas por el mundo, dando a conocer el esfuerzo de toda una familia.

Viñas viejas, muy viejas, de entre 30 y 114 años. Cariñenas y Garnachas que esconden en su interior pequeñas cantidades de lledoner (garnacha) rojo o parches de lledoner blanco. Viñas viejas y sabias, plantadas siempre sobre pizarras. Rendimientos muy bajos que nos dan complejidad y potencia. Buscábamos viñedos que nos enseñaran quiénes somos y quiénes éramos y encontramos estas joyas.

De todos los vientos que sacuden los racimos de uva de esta tierra, el más poderoso es la Tramontana. Un viento de tierra, impetuoso, inclemente y tenaz, que a veces dura hasta una semana y que, cuando llega, nos oprime y cuando se va, nos libera. Se le considera responsable de la extraña fuerza del paisaje del Empordà y del arrebato o la Rauxa de sus gentes. Nuestros vinos, como nosotros mismos, están tocados por la Tramontana. La viña la quiere cuando la seca después de la lluvia, y la odia cuando rompe racimos, hojas y brotes.

Comabruna: Guía Peñin 2020: 94 puntos | Revista Decanter 2018 (Andrew Jefford): 93 puntos

LLedoner Roig: Guía Peñín 2020: 93 puntos

Terres Negres: Berliner Wein Trophy: Medalla de Oro (Julio, 2018) | Guía Peñin 2019: 91 puntos |Mundus Vini: Medalla de oro (Septiembre, 2015)

Quinze Roures: Guía Peñín 2020: 91 puntos | Decanter Asia Wine Award: Medalla de plata (Sept, 2018)